19.7.05

X

No me extraña ya.
Lo veo en sus ojos iracundos que reflejan un mar tormentoso,lo siento en el espacio en que no existimos con la nada.
Bebió del veneno de la felicidad, y su corazón late en aquel pecho sin mi mano posada en él.
Las ambulancias suenan en lontananza, cual despedida y fusilamiento de un erotismo vacío y fúnebre. Erotismo de madrugadas robotizadas y oxigenadas.
Cual poesía dinamitada,arrojé mis tristezas en un mar de sollozos, que regresan en olas de recuerdos.
Me revuelco en una arena melancólica que sabe a angustia. Quiero ahogarme en ese mar inexistente del amor entre los dos.
Mis piernas se rompieron y me arrastro tras él. Sigo el sendero que me dejan marcadas sus huellas en los labios, pero siento que giro mientras las paredes se abren y todo es brillante como los clavos en mis brazos.

¡Deja de pensarme! ¡No me mantengas con vida!

1 comentario:

jord∂n∂ ∂mÿ dijo...

sólo se trata de todo lo que pasa por mi mente en un momento dado, es como una fotografía hecha palabras... pongo lo que me inspora, lo que acontece lo que me llena de una visión de satisfacción...

en mi blog sólo pongo lo que significa ser yo. lo que amo y aborrezco, lo que me motiva, me calma y me hace sonreír.

Saludos Gaby.