6.10.05

Embriagada en el placer extenso que solo el sexo provee, cerré los ojos. Me enfoqué en sentir la cadencia de dos cuerpos extraños, el sudor que empapaba su piel, el exhalar caliente que desembocaba en su nariz. Me recosté sobre su pecho para escuchar el arrítmico sonar de mil trompetas doradas, para ser apuñalada por el corazón invertebrado de sus entrañas, en medio de una danza de ir y venir de endorfinas.
Asesiné mi frío con sus pieles quebradas y enterré mis cabellos, como infinitesimales agujas, en sus costillas hambrientas; la cama, sonrojado testigo de aniquilación, ofrecía el marco teórico exacto, callaba cada secreto nocturno de estas almas apaciguadas; callábanlo también las paredes, que miraban con desdén célibe la entrega carnal de dos cadáveres en vida.
La pasión se desbordaba exhausta, caminando entre nuestras piernas, dejándonos sexo en la sangre. Del suelo ascendía un rumor de flores carnivoras que amenazaban con perforarnos el alma.
-¿Me amas?- pregunté
-Más que a mi propia vida.

Ese dia decidí asesinarle.

2 comentarios:

Agnes dijo...

Si amas a alguien, dejalo libre, si regresa, clavale varias cuchillas de 8 pulgadas en la cabeza... si regresa otra vez, entonces corre... SOLO CORRE!

Pavel dijo...

Temo decirte ke va solo pa saludarte, pa decirte ke te kiero mcuho, ke te extraño y ke... todo lo demás ya lo sabes....

¿Cómo amar sin poseer?
¿Cómo dejar ke te kieran sin ke te falte el aire?
Amar es pretexto para adueñarte del otro,
Para volverlo tu esclavo,
Para convertir su vida en tu vida...
¿Cómo amar sin pedir nada a cambio?
¿Sin necesitar nada a cambio?