8.2.09

Te qiero en el minuto cincuenta y nueve de cada hora,
te qiero desde el borde de tus uñas carcomidas.
Te qiero en el mandato imperial desobedecido,
en la horma de los zapatos en el tendido.

Te qiero en la costura mal hecha de mi vestido.
Te qiero como a las tres de la mañana del domingo,
en el café escondido te de un ghetto parisino.
A escondidas, te qiero.

te qiero en el tarro de hojas de laurel,
en el mas pequeño de los sonidos.
Te qiero cuando estás y tus ojos se cansan,
cuando nos no qedó más qe el olvido.

Te qiero con mis escasos recursos,
con la gavetera del rincón,
con todos los sueños qe no han florecido.

Te qiero a destiempos
y con nula sincronía.
Te qiero cuando ries,
cuando miras.

Aún hoy,
cuando nuestros días han fallecido
se escucha tu vieja canción atrapada
en mi melena desbocada.


..................... Y dice qe te qiero
.....................................................con la esperanza de nada

1 comentario:

Feliciano dijo...

hoy me regalaron un cuadro, creo que tiene mi rostro